Need help?

800-5315-2751 Hours: 8am-5pm PST M-Th;  8am-4pm PST Fri
Medicine Lakex
medicinelakex1.com
/s/sociedadteosofica.es1.html
But Australian doctors confirm that erectile dysfunction is not a total lack of erection viagra australia it is possible that the doctor will be able to determine the etiology of erectile dysfunction.

Diálogo oriente-occidente en la españa de finales del siglo xix. el primer teosofismo español (1888-1906): un movimiento religioso heterodoxo bien integrado en los movimientos sociales de su época.pdf

ISSN 1696-4403
Jordi Pomés Vives Diálogo Oriente-Occidente en la España de finales del siglo
XIX. El primer teosofismo español (1888-1906): un
movimiento religioso heterodoxo bien integrado en los

movimientos sociales de su época1
Jordi Pomés Vives (Universitat Autònoma de Barcelona)
Resumen / Resum / Abstract
A finales del siglo XIX se dio en España un renacimiento orientalista impulsado por una importante élite de teosofistas, que por un lado emprendió una muy importante tarea de traducción (del inglés y francés al español) ydivulgación de las principales obras teosóficas y orientalistas del momento y por otro supieron conectar muy biencon las corrientes ideológicas (como el librepensamiento), culturales (como el modernismo), científicas (como elnaturismo) y hasta políticas (como el republicanismo) progresistas de la época.
A finals del segle XIX es donà a Espanya un renaixement orientalista impulsat per una important èlite de teosofistes, que per un costat emprengueren una molt important tasca de traducció (de l'anglès i francès al'espanyol) i divulgació de les principals obres teosòfiques i orientalistes del moment i per un altre saberenconnectar molt bé amb els corrents ideològics (com el lliurepensament), culturals (com el modernisme),científiques (com el naturisme) i fins polítiques (com el republicanisme) progressistes de l'època.
In Spain, at the ends of 19th century, there was an orientalist renaissance prompted by an important elite of theosophist. On the one hand that undertook a very important task of translation (of the English and French toSpanish) and disclosure of the main theosophical works and orientalists of the moment. And by another theyconnect very well with the ideological currents (as the freethinking), cultural (like the modernism), scientific (asthe naturalism) and politics (as the republicanism) progressive of the epoch Palabras clave / Paraules clau / Key Words
Orientalismo, teosofismo, Sociedad Teosófica, modernismo, movimientos espiritualistas, naturismo, Blavatsky, José Xifré, Francisco Montoliu Orientalisme, teosofisme, Societat Teosòfica, modernisme, moviments espiritualistes, naturisme, Blavatsky, José Xifré, Francesc Montoliu Orientalism, theosophism, Theosophical society, modernism, espiritualist movements, naturism, Blavatsky, José Xifré, Francesc Montoliu.
Entre finales del siglo XIX y principios del XX, en el marco de la crisis social y política generalizada que en Europa condució a la cruenta Primera Guerra Mundial, unas determinadasélites intelectuales y artísticas occidentales intentaron defender la instauración de un nuevohumanismo internacional que fuera capaz de ofrecer una alternativa social e ideológica a aquellasociedad en crisis y de frenar la escalada militarista y de agresividad nacionalista que conduciríaa la guerra. El nuevo humanismo, aupado culturalmente por el desarrollo del Modernismo enOccidente, se proponía instaurar nuevos valores sociales alternativos a la indudable crisis de lamoral burguesa victoriana por un lado y a la crisis del positivismo y materialismo por el otro. Ala moral victoriana, hipócrita, convencionalista y puritana, que tenía como pilares básicos los 1. Este trabajo no pretende más que trazar unas bases historiográficas sobre el primer movimiento teosófico español contemporáneo y sus relaciones con algunos de los movimientos sociales con los queconvivió. El teosofismo apenas ha merecido hasta ahora la atención de los historiadores españoles.
Diálogo Oriente-Occidente en la España de finales del siglo XIX. El primer teosofismo español (1888-1906): un valores que habían hecho triunfar al capitalismo -la competitividad, la ley del más fuerte (eldarwinismo social y económico) o el nacionalismo agresivo-, el nuevo humanismo pretendíaofrecer una moral hecha de valores universales como la sinceridad, la solidaridad, lacooperación, el pacifismo o el diálogo. Al positivismo, que se creía que había llegado a unexcesivo espíritu analítico y a un peligroso dogmatismo racionalista de incierto futuro, se lepretendía dar un rostro más humano e idealista. Incluso algunos defendían la integración deciencias positivas e ideas espirituales, sin menospreciar para nada los avances científicos y lasbuenas aportaciones que había ofrecido y estaba ofreciendo el positivismo en aquellosmomentos. Uno de los movimientos que a finales de siglo más se distinguió por defender estacomplementariedad de razón y espiritualidad, siempre dentro del marco del nuevo humanismo,fue el teosofismo. Éste reivindicava la tradición filosófica de la Grecia clássica –sobre todo dePitágoras y Platón-, del misticismo medieval de Ramon Llull, del humanismo renacentista delsiglo XVI y del idealismo y romanticismo europeo de finales del siglo XVIII y principios delXIX. Sin embargo fueron muchos los movimientos culturales, sociales y hasta científicos que se dieron en Occidente a caballo de 1900 y que estuvieron influídos en mayor o menor medida poreste nuevo humanismo que aspiraba cambiar radicalmente la sociedad. Eran movimientos queconocieron un especial impulso a partir de los años 80 del siglo XIX y que tenían en común laoposición al modelo político conservador y católico de entender el mundo e interpretarlo, perotambién la creencia en algunos ideales humanitarios y humanitaristas y sobre todo la fe en elprogreso. Me estoy refiriendo –sin pretender ser exhaustivo- al modernismo, orientalismo,esperantismo o movimientos de renovación pedagógica en el campo cultural; pacifismo,librepensamiento o feminismo en el campo social; cierto tipo de liberalismo, republicanismo,socialismo, anarquismo o cooperativismo en el campo político y sindical; higienismo ymedicinas naturistas en el campo científico; y teosofismo, espiritismo, masonería y hasta ciertocatolicismo social en el campo espiritual. Las conexiones entre unos y otros movimientosfueron numerosas, intensas y profundas tanto a nivel personal como ideológico. De manera quees difícil trazar fronteras entre unos y otros e intentar narrar una historia más o menosprofundizada de uno de estos movimientos sin referirse al resto o a una buena parte del resto demovimientos. Porque en la práctica todos se complementaron en buena medida. Todosaportaron algo de su especialidad en la crítica social, pero también en la siembra de semillaspara la transformación radical de la sociedad en que se desenvolvían.
En este trabajo trataré de estudiar a uno de ellos, el teosofismo, centrado en el caso español.
Éste es quizá el movimiento menos estudiado y conocido de los que he relacionado y sinembargo encaja como el que más con las características generales de estos movimientos, tantoen relación con el compromiso en la defensa del nuevo humanismo como en relación a lasbuenas conexiones y afinidades con el resto de movimientos. No casualmente la geografía delteosofismo español, como veremos, fue muy similar a la geografía de los principalesmovimientos sociales y políticos españoles de finales del siglo XIX y principios del XX. Sinduda el mismo teosofismo se benefició del hecho de compartir durante algunas décadasespacios de relación y ámbitos culturales, científicos e ideológicos con el resto de movimientos,ya que le facilitó mucho la difusión de sus mensajes y doctrinas. Este artículo se propone, entreotras cosas, ofrecer algunos ejemplos significativos de esta relación –aunque limitados en elperíodo de estudio-, sin pretender ni mucho menos abordar todos los temas posibles.2 2. Uno de los temas que, por ejemplo, no trataré en este estudio a pesar de su importancia es el de las profundas conexiones que el teosofismo tuvo con otros grupos espirituales: especialmente, espiritistas,masones y católicos.
ISSN 1696-4403
Jordi Pomés Vives La Sociedad Teosófica había sido fundada en 1875 en Nueva York por Helena Petrovna Blavatsky (1831-1891), de origen ruso, y el coronel estadounidense Henry Steele Olcott, el cualejercería la presidencia de la Sociedad desde su fundación hasta su muerte en 1907. Apareciócomo un intento de sincretismo y diálogo entre Oriente y Occidente, intentando adaptar enOccidente las teologías hinduistas y budistas. Según la teosofia, la verdad se encuentra en elfondo de todas las grandes religiones y en los libros sagrados de todos los pueblos, peroespecialmente de las antiguas civilizaciones de Egipto, Caldea, Babilonia, la India y la China.
El teosofismo, pues, colaboró en buena medida al renacimiento orientalista en Occidente afinales del siglo XIX. No se trataba de una nueva religión, entre otras cosas porqué no disponiade un culto determinado. Más bien intentaba ser una síntesis de religión, filosofía, ciencia ypsicología. Como dijo Blavatsky: «Nuestro propósito más importante. es reconciliar a todaslas religiones, sectas y naciones bajo un sistema común de ética, fundado en verdades eternas»3y para ello se propuso los objetivos –según estatutos- de "Fomentar el estudio de las religionescomparadas, de la filosofía y de las ciencias", "Investigar las leyes de la Naturaleza hasta ahorano explicadas y los poderes latentes en el hombre" y "Formar un núcleo de FraternidadUniversal de la Humanidad, sin distinción de razas, creencias, sexos, castas ni color."4 La Sociedad Teosófica se extendió por casi todo el orbe con sorprendente rapidez. En 1879 Madame Blavatsky y Olcott instalaron su cuartel general en la India y fue en este país donde laSociedad experimentó un sorprendente éxito. En 1885 la mayoría de ramas locales seconcentraron en tres países asiáticos -India, Birmania y Ceilán-, donde Blavatsky y Olcottconcentraron sus esfuerzos divulgadores: de 121 logias adscritas, 106 pertenecían a los trespaíses mencionados. Sin embargo, a partir de 1886 será Occidente quien aportará los nuevosefectivos teosofistas. Este mismo año Estados Unidos se organizó como primera secciónnacional independiente, constituida bajo el liderazgo de William Q. Judge. La seguiríanInglaterra (1888), India (1891), Australia y Suecia (1895), Nueva Zelanda (1896), Holanda(1897) y Francia (1899). España consiguió legalizar un Grupo teosófico nacional –sin tener lacategoría de Sección nacional- en 1891, el mismo año en qué se constituyó la Sección Europeade la Sociedad Teosófica y las ramas locales teosóficas sumaban en conjunto 279.5 Ninguna deellas era aún española. Sería en 1893 cuando se constituirían las tres primeras ramas locales deeste país: concretamente serían las de Madrid,6 Barcelona7 -las dos auténticas capitales delteosofismo español- y Valencia.8 La Sociedad Teosófica continuaría creciendo al menos durante el primer cuarto del siglo XX, sin duda empujada por la adhesión más o menos activa de grandes hombres de la ciencia y elarte como el inventor norteamericano Thomas Edison –fundador de la Sociedad junto a 3. GÓMEZ AMIGÓ. 4. Estos objetivos fueron aprobados en la asamblea general de la Sociedad celebrada en Londres el 4-7- 1896 bajo la presidencia de Olcott (Sophia, septiembre de 1896:319). 5. OLCOTT, vol.I:263. 6. La carta de fundación de la Rama Madrid está fechada en 8 de mayo de 1893 y sellada en la India en 19 de mayo de 1893. En la carta aparecen los nombres de José Xifré, José Doreste, como secretrario,Manuel Treviño, Amalia Martín, Francisca Martín, Rafael Monleón, José Corrales, Viriato Díaz Pérezy José Melián (LARREA:105).
7. En 1901 esta rama tenía la siguiente junta: presidente, Josep Roviralta; vicepresidente, Josep Plana Dorca; administrador, Josep Granes; secretario, Josep Querol; vocal 1º, Ramon Maynadé, y vocal 2º,Jacint Plana (MÉNDEZ BEJARANO).
8. La junta de la rama valenciana estuvo formada por las siguientes personas: presidente, Bernardo de Toledo; presidente honorario, Manuel de Toledo Muñoz; miembros honorarios, José Xifré y ConstanzaArthur; secretario, Manuel García y García; tesorero, Manuel Morales Alcalde; y bibliotecario, Juan A.
Campillo. (Sophia, 1893:12, 94).
Diálogo Oriente-Occidente en la España de finales del siglo XIX. El primer teosofismo español (1888-1906): un Blavastsky y Olcott-, el escritor irlandés Yeats, el compositor austriaco Gustav Mahler, el físicoinglés William Crookes o el pintor ruso Kandinsky.9 En 1897 el conjunto de ramas locales dela Sociedad se acercaban a las 500, de ellas 40 ramas eran europeas, a las que habría que añadirunos 50 centros locales.10 Y en los albores de la primera guerra mundial, en 1913, según lapresidente de la Sociedad en aquel momento, la británica Annie Besant, contaba con 25.000miembros activos o directores y unos 100.000 miembros dirigidos, sin incluir a sus organismosauxiliares. Fue sin embargo en los años veinte cuando consiguió su mayor esplendor y difusióntanto a nivel mundial como español. En 1926 reunía 40 secciones nacionales.11 Este mismo año, un crítico del teosofismo que se especializó en el estudio de corrientes religiosas heterodoxas a la católica, el sacerdote catalán Joan Tusquets, calculaba en mediomillón el número de teósofos militantes. Tusquets estaba alarmado por el incremento que estabaadquiriendo en España -y especialmente en Barcelona y Cataluña- esta sociedad, la cual –segúnel mismo padre- se esforzaba por convertirse en "la religión del mundo moderno". Tusquetsintentaba demostrar en un estudio publicado en 1927 como estaba "arraigando el teosofismo ennuestra casa con relativo éxito".12 En este año existían sólo en Barcelona tres ramas teosóficas(una en el casco antiguo, otra en Gracia y una tercera en Sants), una escuela primaria teosófica–la Damon de Vallcarca-, una revista mensual (El Loto Blanco) y una editorial (la EditorialTeosófica, regida por Ramón Maynadé, que en 1927 llevaba publicadas más de 150 obras).
Además de las ramas barcelonesas, Tusquets denunciaba la existencia de muchasorganizaciones filiales que existen "en muchos lugares de Cataluña: en las ciudades fabriles, elcampo de Tarragona y en Lérida" 13. En cuanto a las ciudades fabriles se debía referir al menosa Terrassa (donde existía la rama Bakkti), Sabadell (rama Fides) y Manresa.14 En cuanto al restode España, hasta 1936, y a parte de las ya mencionadas ramas de Madrid y Valencia (ramaKuthumi), se constituyeron ramas o grupos teosóficos al menos en Alicante (de 1894), Sevilla(rama Fraternidad, de 1911, y rama Zanoni, de 1918), Pontevedra (Grupo Marco Aurelio), SantaCruz de Tenerife, Ceuta, Málaga (grupo Maitreya, de 1925), Almería (grupo Morya, de 1926)y Palma de Mallorca.15 Los dos pilares fundamentales del primer teosofismo español fueron Francesc Montoliu Togores y José Xifré Hamel, los primeros españoles en ingresar a título individual en laSociedad Teosófica, concretamente en 1889, los principales fundadores y dirigentes del GrupoTeosófico español en 1891 y los dos primeros presidentes de este Grupo (Montoliu lo será hasta 9. También Einstein simpatizó con ideas teosóficas. Tenía La Doctrina Secreta de Madame Blavatsky en su mesa y se la recomendó al físico alemán Heisenberg, uno de los fundadores de la mecánica cuántica(LARREA :17). Otros famosos vinculados a la Sociedad Teosófica fueron el poeta inglés ThomasStearns Eliot, el psicólogo alemán Gustav Fechner, el astrónomo francés Nicolas-Camille Flammarion,el pintor también francés Paul Gauguin, el filósofo alemán Franz Hartmann, el político norteamericanoRutherford Hayes, los escritores ingleses Aldous Huxley y Christopher Isherwood, el psicólogonorteamericano William James, el pintor suizo Paul Klee, el escritor norteamericano Jack London, losfísicos norteamericanos Robert Millikan y Robert Oppenheimer, el pintor holandés Piet Mondrian, elpintor ruso Nicholas Roerich, el poeta irlandés George W Russell, el compositor ruso AlexandrNicolajevic Scriabin, el escritor irlandés George Bernard Shaw, el músico finlandés Jean Sibelius y elnaturalista inglés Alfred Rusel Wallace. 10. Sophia, septiembre de 1897:252-253 11. Enciclopedia Universal Ilustrada…: vol.60:1091.
12. TUSQUETS:2413. TUSQUETS:214.
14. Enciclopedia Universal Ilustrada…:vol. 60:1091.
15. Sophia, 1893:12, 123; Sophia, 1914:9-10; MÉNDEZ BEJARANO; LARREA:105 ISSN 1696-4403
Jordi Pomés Vives su fallecimiento en mayo de 1892, siendo substituído por Xifré, que se mantendrá en su cargohasta mediados de los años diez).16 Montoliu (1861-1892) –hermano del crítico literarioManuel y del urbanista Cebrià- era hijo de una familia aristocrática de Tarragona, los marquesesde Montoliu. Fue ingeniero, abogado, catedrático del Instituto Alfonso XII de Madrid yfinalmente director de la Escuela de Péritos Agrónomos de Barcelona. Tuvo por guía espiritualdesde su infancia a su abuelo materno, Pascual de Togores, conde de Ayamans, de una antiguae ilustre familia de la nobleza balear. Pascual Togores profesaba una gran veneración a lapersonalidad, a la vida y a la obra de Ramón Llull e inculcó esta afición o pasión luliana aFrancesc, quien dedicará estudios y publicaciones al gran místico mallorquín.17 Su encuentrocon la Sociedad Teosófica vino después de leer en enero de 1888 las revistas Le Lotus y la RevueThéosophique de París. Al cabo de unas semanas pidió a Madame Blavatsky su ingreso en laSociedad y su autorización para traducir sus obras al castellano.18 Su primera traducción fue Isissin velo (1888).19 En sólo cuatro años (1888-1892) –hasta su fallecimiento a la temprana edadde 31 años-, Montoliu desarrolló una colosal obra de traducción y divulgación de la doctrinateosófica: hasta nueve libros, sin contar los artículos –tanto propios como traducidos-,publicados en la revista fundada y dirigida por él, Estudios Teosóficos (1891-1892),20 laprimera revista teosófica española y portavoz del Grupo teosófico del país, editada enBarcelona. Además Montoliu se volcó en la instrucción de los primeros teosofistas españoles,primero en Madrid, hasta septiembre de 1891, y a partir de esta fecha en Barcelona, ciudades enlas cuales además puso los primeros cimientos organizativos para que en 1893, ya sin supresencia, pudieran aparecer las primeras ramas teosóficas españolas y sus muy importantesportavoces periódicos: principalemnte Sophia (1893-1914), como continuadora de EstudiosTeosóficos, y, de una importancia mucho menor, Antahkarana (1894-1896), portavoz exclusivode la rama barcelonesa.21 El otro gran pilar necesario fue Xifré (1855-1920). Éste era un rico banquero e industrial, nieto del famoso indiano catalán Josep Xifré Casas, el cual había conseguido reunir una de lasmás abultadas fortunas europeas de la época. Esta fortuna, que nuestro Xifré heredó de su padreJosep Xifré Downing, fue clave para conseguir la financiación de la mayoría de obras teosóficasespañolas hasta 1914, momento en que entró en una crisis económica irreversible que ya nopodrá superar.22 Según Viriato Díaz Pérez –director de Sophia durante los primeros años delsiglo XX-, fue Xifré "quien arrancara de su patrimonio el caudal necesario para la publicaciónde obras como La Doctrina Secreta, Isis, La clave de la teosofía –que él mismo tradujo- y tantasotras; él quien sostuvo de su propio peculio durante 22 años día por día, la gran revista Sophia,que difundió las ideas de Madame Blavatsky por el mundo dilatado de habla española.".23 16. Estudios Teosóficos, 7-6-1892; Sophia, 1911:599.
17. MONTOLIU:245-246.
18. Sophia, 1910:439.
19. Estudios Teosóficos, 7-6-1892.
20. La revista era impresa por "Tip de J. Miguel, Mayor, 116-Gracia". Era bimensual. Serie primera: febrero-octubre de 1891 (16 números); serie segunda: octubre a septiembre de 1892 (14 números);serie tercera: octubre-diciembre 1892 (3 números). Montoliu fue el que firmó y tradujo más artículosde la revista, algunos de ellos con el pseudónimo de Nemo.
21. Las mejores aportaciones sobre la biografía de Montoliu las hizo su compañero teósofo Josep Roviralta en Sophia,1893:101-106. Roviralta hace hincapié en cualidades humanas de Montoliu comoabnegación, filantropía, altruismo y espíritu de sacrificio.
22. En este año Xifré tuvo que venderse su palacio árabe de Madrid –donde se reunían los teósofos madrileños- y estableció su residencia primero en Suiza y después en Italia. El palacio se encontrabaenfrente del Pardo, esquina calle Lope de Vega. A partir de 1939 será sede del sindicato vertical(LARREA:117).
23. Sophia, agosto de 1924 (LARREA:52).
Diálogo Oriente-Occidente en la España de finales del siglo XIX. El primer teosofismo español (1888-1906): un Además Xifré ayudó en la fundación en 1901 en Barcelona de la editorial BibliotecaOrientalista, de Ramon Maynadé y su mujer Carmen Mateos, que tanto contribuyó a la difusiónde la literatura teosófica en los países de habla española y que a la práctica funcionó de editorialdel grupo teosófico español.24 Maynadé, para dar salida a sus publicaciones, se dotó La LibreríaOrientalista, que estuvo abierta en la ciudad condal hasta la guerra civil .25 Xifré, además de ejercer de mecenas del teosofismo y del orientalismo español y de dirigir el grupo teosófico español al menos hasta 1914, también tuvo una colaboración importante,junto con Montoliu, en las tareas de traducción de obras inglesas (V. Anexo) y fue uno de losprincipales colaboradores –con artículos propios- de la revista Sophia. Disponía de un nivelcultural muy alto. Según Larrea López, era "un intelectual con un conocimiento elevado delestado de la ciencia en el momento: Bouiller, Müller, Hartmann, Stahl, Tyndall. Domina lateología católica y religiones comparadas".26 Había nacido y se había educado en los másselectos ambientes de París, donde entró en contacto con círculos ocultistas y orientalistas. Fueen esta ciudad donde a partir de 1884 empezó a estudiar sánscrito y donde conoció a la principaldirigente teosofista francesa del momento, María Marietegui, marquesa de Pomar, de origenespañol. Entre París y Londres Xifré también conoció y entabló una firme e íntima amistad conla que sería decisiva en su ingreso al teosofismo: Madame Blavatsky. La conoció en 1888, conmotivo de la publicación de La Doctrina Secreta. Xifré fue el único del Grupo Teosóficoespañol que fue discípulo personal de la fundadora de la Sociedad Teosófica. Fue ellaprecisamente quien le habló de Montoliu –con quien se carteaba-, les puso en relación y lesexhortó a fundar y dirigir en España un Grupo teosófico nacional.27 Montoliu y Xifré no tardaron en encontrar seguidores, algunos de los cuales colaborarían con ellos en la tarea de traducción de las principales obras teosóficas del inglés y francés al español,formando una auténtica escuela de traductores. En 1900 ya habían traducido al español las obrasteosóficas más importantes, sobre todo las escritas por la fundadora Blavatsky (Isis sin velo, Laclave de la teosofía, La voz del silencio, La Doctrina Secreta -la más emblemática aportaciónde esta autora y auténtica Biblia teosófica-….) y los textos clásicos orientales como el BaghabatGita, traducido por primera vez al español por el teósofo y médico catalán Josep RoviraltaBorrell.28 Roviralta fue el gran colaborador de Montoliu en la revista Estudios Teosóficos y fueel principal dirigente teósofo barcelonés al menos hasta los años diez. En Barcelona tambíéntraducirían importantes obras teosóficas Josep Plana Dorca –el primer presidente de la ramaBarcelona- y Frederic Climent Terrer –quizá el más prolífico traductor teosófico español hastala guerra civil-. Sin embargo en Madrid el número de traductores fue aún más numeroso que en 24. TRENC, 1979:100. Se supone que la Editorial Teosófica de los años 20, también dirigida por Maynadé, fue la continuación de la Biblioteca Orientalista.
25. TRENC,1979:100-104. La librería estaba situada en un punto muy céntrico de la ciudad: nº 24 de la calle de la Tapinería. Además de la Librería Orientalista, en Barcelona existían a principios del sigloXX, al menos otra librería, la Carbonell y Esteva –de la Rambla de Catalunya 118-, que tenía en ventaobras de la Biblioteca Orientalista.
26. LARREA:55.
27. TRENC, 1979:99; MÉNDEZ BEJARANO.
28. Véase el Apéndice 1, donde se recoge una lista no exhaustiva de las principales traducciones de los primeros teósofos españoles desde 1888 hasta 1905. Lo que no refleja la lista son las numerosísimastraducciones de artículos que se publicaron (original y traducción) en las revistas teosóficas. Incluso elprincipal portavoz de los teosofistas españoles, Sophia, del cual hablaremos más adelante, tradujo porcapítulos obras monográficas de Madame Blavatsky (como por ejemplo Cuentos de Pesadilla y UnPanarion Moderno) que tampoco están recogidas en el Apéndice.
ISSN 1696-4403
Jordi Pomés Vives la ciudad condal. Los más importantes fueron Manuel Treviño Villa, Viriato Díaz Pérez,Manuel Molano, Edmundo González Blanco, José Melián Chiappi , Rafael Urbano y TomásDoreste.29 La ingente tarea de divulgación de los principios teosóficos a través de libros o de las revistas teosóficas fue sin duda la más importante y a la que dedicaron más tiempo estos preparadísimoslingüística y culturalmente hablando dirigentes teosóficos españoles de finales del siglo XIX.
En esta labor se incluía la publicación de estudios de investigación realizados por ellos mismossobre temas relacionados con la histórica tradición mística de España y también de paísesorientales como Egipto o la India. Según Viriato Díaz Pérez, la literatura teosófica española aprincipios de siglo XX era la más rica y extensa después de la inglesa.30 Esto fue decisivo parael importante desarrollo del teosofismo, a parte de España, por el resto de países de hablahispana.
El canal principal de comunicación de teosofistas y orientalistas de todos estos países fue la revista Sophia, quizá el logro principal del teosofismo español hasta 1914, cuando dejó depublicarse por primera vez desde su aparición en 1893.31 Se publicó en Madrid.32 Segúnconstaba en la portada, era el "órgano oficial de la Sociedad Teosófica en España" y tuvo unaininterrumpida periodicidad mensual. Sus directores en esta primera etapa fueron, por ordencronológico: José Melián, Viriato Díaz-Pérez, Rafael Urbano y Manuel Treviño. Todos ellos,como hemos visto, formaron parte de la selecta docena de traductores teósofos españolesrelacionados anteriormente, además de ser importantes orientalistas. Sobre todo lo fueron Díaz-Pérez y Treviño. Éste fue capaz de traducir chino, japonés o jeroglíficos egipcios. Sobre estosjeroglíficos publicó en 1909 un manual. Treviño fue, sobre todo, un egiptólogo. Por su parteDíaz Pérez publicó estudios sobre Pitágoras, la India y el misticismo musulmán.33 Estudió ydominó, como buen orientalista de la época, el sánscrito –tal como lo hicieron Xifré, Montoliu,Doreste y Roviralta-, además del árabe, el hebreo, el griego y el latín. 34 Los cuatro directores intentaron recuperar a través de Sophia la antigua tradición orientalista y mística hispánica: la cábala judía, el zohar, misticismo sufí y católico…. De esta manera sereivindicaron o intentaron integrar estudios de autores arabistas españoles no teósofos delmomento como el catedrático de árabe en la Universidad de Madrid Miguel Asín Palacios o elcatedrático de griego, árabe y hebreo de la Universidad de Granada Francisco Codera. Éste fueprofesor de Viriato Díaz Pérez. Además se divulgaron también las nuevas investigaciones sobremísticos cristianos españoles como Ramon Llull, San Juan de la Cruz o Santa Teresa. O sedescubrieron o reivindicaron filósofos de nuestro país olvidados o no suficientemente 29. Sólo incluyo en esta lista los que me consta que ya tenían hechas traducciones en 1900. Lógicamente de 1900 a 1936 habrá muchos más teósofos traductores, como por ejemplo Alfredo Rodríguez Aldao,que ya en 1892 conocía a Montoliu. Rodríguez Aldao tradujo a Henri Durville y, con el seudónimoShaiah, escribió un Diccionario de Ciencias Ocultas.
30. LARREA: 354.
31. Muy probablemente la desaparición de Sophia en 1914 tuvo que ver con la crisis económica de Xifré.
Sophia reaparecerá, en una segunda etapa o época, en 1923, en un contexto ya muy distinto, cuando lamayoría de dirigentes teosóficos mencionados ya habían desaparecido o se encontraban fuera deEspaña. La segunda etapa duró hasta el 1932, año en qué se fundirá con El Loto Blanco de Barcelona,para dar lugar a la revista Teosofía, administrada desde Madrid (ALLEGRA, 1979:382).
32. Durante los primeros años el impresor fue J. Palacios (Arenal, 27, Madrid).
33. "Pitágoras", en Sophia, 1905; "Una conferencia sobre teogonía inda", en Sophia, 1897:206; "Sobre el misticismo musulmán. Sus prácticas y sus órdenes religiosas", en Sophia, 1901. Los tres artículos estánreproducidos en LARREA: 147, 161 y 210.
34. Viriato también dominaba el inglés, portugués, italiano y el alemán leído (LARREA:57, 70).
Diálogo Oriente-Occidente en la España de finales del siglo XIX. El primer teosofismo español (1888-1906): un reconocidos como Estanislao Sánchez Calvo –del siglo XIX y reivindicado por Viriato DíazPérez-35 o Moderato de Cádiz, contemporáneo de Séneca, reivindicado por Edmundo GonzálezBlanco en un estudio en varias entregas titulado "Los grandes teósofos españoles",36 donderepasa toda la tradición mística española desde el siglo I hasta los krausistas. En este estudio sehace una valoración casi totalmente inversa, autor por autor, a la que ofreció el catolicistaMenéndez Pelayo en su libro sobre los Heterodoxos españoles, publicada en la década de losochenta.37 Por otro lado Rafael Urbano consiguió recuperar al filósofo Miguel Molinos, delsiglo XVII, fundador del quietismo y condenado por la Iglesia, a través de la reproducción enSophia de la obra más importante de Molinos, su Guía espiritual.38 No exagera Larrea Lópezcuando afirma que Sophia "se convirtió en el intento más serio de resumir toda la rica filosofíaespañola trágicamente perseguida por los muchos inquisidores que han quemado nuestrahistoria".39 Paralelamente a este tipo de estudios fueron los relacionados más con el folklore y elementos culturales extinguidos o en vías de extinción. Aquí hay que citar como articulista de Sophia alimportante folklorista Vicente Risco (1883-1963) y al importantísimo teósofo español ya delsiglo XX, Mario Roso de Luna (1872-1931). Éste publicó Ocultismo ibérico, donde incluyóinformaciones sobre leyendas gallegas y sobre testimonios de numerología popular y depitagorismo cristiano.40 Ciertamente Sophia sobrepasó el estricto marco teosófico y hasta orientalista para incluir temas filosóficos, literarios y científicos varios, aunque siempre tuvieran relación con elhumanimo, los valores defendidos por el teosofismo y, de hecho, con las mismas actividadesculturales o de investigación que practicaban los propios dirigentes teósofos españoles.
Mientras Virato Díaz Pérez podía publicar en Sophia sus investigaciones filológícas escribiendoun artículo sobre las relaciones entre las lenguas tagalog y tamil,41 otros teósofos escribíansobre los beneficios del vegetarianismo42 o la homeopatía.43 Tanto vegetarianismo comohomeopatía, sobre todo este último, estaban arraigando en la sociedad española a finales delsiglo XIX con una contribución nada despreciable de los primeros teósofos del país. Másadelante hablaremos de esta contribución. El modernismo, como movimiento cultural y artístico, pero también filosófico, ofreció un buen marco histórico para la buena sintonía y buena relación entre teosofia y otros sectoresculturales, filosóficos y hasta políticos. Las coordenadas ideológicas del modernismo fueron lasmismas que caracterizaron en Europa la cultura nacida de la crisis positivista y naturalista, enla que se emmarcó perfectamente el teosofismo. El gran interés en común que en modernistasy teósofos de finales del siglo XIX despertó temas como por ejemplo el descubrimiento deOriente44 hizo confluir a unos y otros en muchos aspectos ideológicos y en las mismas 35. Sophia: 1901:297-29936. Sophia, 1901:388-389, 444-445; 1902:14-25.
37. La obra se reeditó posteriormente (MENÉNDEZ PELAYO, Marcelino, Historia de los heterodoxos españoles, Madrid, Biblioteca de Autores Cristianos, 1978).
38. Sophia, 1905:59-68, 143-148, 213-227, 243-268.
39. LARREA:7240. Sophia, 1912:414-418, 467-475.
41. El artículo está transcrito en LARREA:282-284.
42. Como ejemplo: CARBONELL, F, "El uso de la carne", en Sophia,1906:11243. Como ejemplo: MELIÁN, José, "La homeopatía y sus diluciones" 1901 :128 y ss.
44. Larrea (LARREA:109) defiende que "el modernismo español, como el francés, es profundamente orientalista. Sin Oriente no podemos comprender el modernismo".
ISSN 1696-4403
Jordi Pomés Vives publicaciones.45 De esta manera, por un lado, Sophia, de la qual se ha dicho que fue una revista"plenamente modernista",46 publicó artículos de destacados modernistas como el gran RubénDarío,47 Salvador Rueda -el poeta andaluz precursor del modernismo- o Leopoldo Lugones48 -el principal representante del modernismo argentino y a la vez teósofo- y reprodujo artículos derevistas propiamente modernistas como la catalana Pèl & Ploma.49 Por otro lado las principalesrevistas modernistas de Madrid y Barcelona estuvieron abiertas a la colaboración de losdirigentes teosofistas. En Helios, por ejemplo, colaboró Rafael Urbano y Viriato Díaz-Pérez.50Éste último, la figura más típica de la teosofía en el Madrid modernista, también escribió enElectra, Hojas selectas, La España Moderna y Blanco y Negro hasta su partida al Paraguay en1906, donde fue considerado como uno de los literatos más cultos e ilustrados de la América delSur.51 Por su parte Urbano, uno de los mejores traductores de Nietzsche en aquellos años,52colaboró en Renacimiento (1907) –la revista de Gregorio Martínez Sierra- y en Prometeo(1908-1912) –la revista de Gómez de la Serna-. En estas dos últimas colaboraron también loshermanos González Blanco, sobre todo Edmundo, teósofo e importante colaborador de Sophiay de la traducción de La Doctrina Secreta. 53 Sin duda los teósofos españoles de finales del siglo XIXformaron una élite que influyeron al menos en el Madrid y la Barcelona modernistas a través de revistas como Helioso Luz de la ciudad condal.54 Ciertamente en Barcelona hay que destacar la revista Luz (1897-1898) –precursora modernista de las más conocidas Quatre Gats (1898), Pèl & Ploma (1899-1904) y Joventut(1899-1906)-, cuya alma principal fue el ya citado importante teósofo y médico catalánRoviralta. Él sólo llenaba la mitad de la revista, amparado en los seudónimos "Aldebarán" y"José Maria Blanca". Roviralta fue un entusiasta modernista que publicó en 1902 uno de loslibros más característicos del modernismo catalán, Boires Baixes, un drama poéticoirrepresentable, inspirada en la obra de Maurice Maeterlinck (1862-1949). Precisamente Luzdedicó un número a este filósofo belga muy influído por la teosofía y, según algunas fuentes, unimportante discípulo de Blavastsky.55 45. Las coincidencias ideológicas entre el modernismo y el teosofismo –fundamentalmente en España- han sido ampliamente destacadas por Giovanni ALLEGRA en sus estudios ya citados y porTRENC,1979.
46. LARREA:115.
47. Darío se había iniciado en el simbolismo hermético después de impregnarse de Plotino, de estudiar los temas ocultos de Hugo, el hermetismo de los mitos de Wagner, el prerrafaelistismo y los simbolistas.
Rubén Darío fue masón y en 1890 se consideraba teósofo. Por otro lado en sus estancias en Parísfrecuentó la rama teosófica Swedenborg (MARASSO:28/LARREA:116, 125).
48. Lugones escribió "Nuestras ideas estéticas" en Sophia, 1902:173; "Sudor de sangre" en Sophia, 49. Fue un artículo del republicano Luis Zulueta, en aquel entonces modernista y muy cercano a los ideales teosóficos (Sophia, 1903, septiembre:338-341). Se trataba de un artículo filosófico titulado "Enmomentos difíciles", sacado del núm. 90 de Pel i Ploma. Zulueta nos presenta unos pensamientosespirituales suyos –totalmente coincidentes con las ideas teosóficas-, mostrando la coincidencia conideas de los libros sagrados de la tradición oriental: Upanishad, el Dhammapada, el Sutra… Unejemplo de estos pensamientos es el siguiente (p.340): "me doy cuenta de que ese Espíritu que,limitado en mí, es la razón de mi existencia, es el mismo Espíritu que á través de mil aparienciasfugitivas descubro á mi alrededor…El yo no es distinto del Espíritu, es el mismo Espíritu. Una mismasavia circula por todas las hojas del árbol: un mismo soplo vivifica todos los seres". Zulueta mantendráuna firme amistad hasta los años treinta con Mario Roso de Luna, el principal teósofo español de losaños diez y veinte (CORTIJO:apénices nº 5 (22)).
50. ALLEGRA, 1979:358.
Diálogo Oriente-Occidente en la España de finales del siglo XIX. El primer teosofismo español (1888-1906): un La doble afiliación de teósofo y modernista también se la llevaron en Cataluña Josep Plana Dorca y el más conocido escritor Juli Vallmitjana Colominas. Plana (1856-1913) fue asiduocolaborador de Sophia e importante traductor de obras teosóficas como Tríptico Teosófico, deAnnie Besant, y La Filosofía Esotérica de la India, de Bhodakikam. Fue médico mayor deSanidad militar –condiscípulo de Roviralta- y poeta de corte claramente modernista con clarasinfluencias teosóficas. Su obra poética más importante fue Papellones (1907).56 Por su parteVallmitjana (1873-1937), que además de escritor se dedicó a la pintura y a la decoración, no fuedirigente teosófico como Plana, pero nunca escondió sus creencias espirituales y así lo reflejanalgunas de sus obras más importantes como Els oposats, drama editado en 1906 por laBiblioteca Orientalista de Ramon Maynadé.57 Vallmitjana, especialista en el estudio de losbarrios bajos barceloneses, colaboró junto con destacados literatos modernistas en distintaspublicaciones periódicas catalanas como L'Esquella de la Torratxa, l'Enciclopèdia Catalana(1907) y La Novel.la Nova (1917).58 Plana, Vallmitjana y Roviralta estuvieron muy bien relacionados en los ambientos más selectos del modernismo literario y artístico catalán y pudieron colaborar en la difusión de losideales teosóficos en algunos de los escritores de esta corriente como el núcleo que se constituyóalrededor de la revista modernista Joventut con Pompeu Gener, Alexandre de Riquer o JeroniZanné como principales protagonistas del grupo. Estos tres escritores, especialmente Riquer,conocieron las ideas teosóficas. Muchos de los temas orientalitas, y hasta místicos, tratados ensus escritos y poemas estaban muy en sintonía con aquellas ideas.59 Riquer estuvo muy cercanoal grupo teosófico barcelonés después de haber conocido en Londres en 1894 a Annie Besant einteresarse por la teosofía y por religiones orientales como el budismo. Este interés le llevó afrecuentar la Librería Orientalista de Ramon Maynadé, junto con otros destacados modernistasatraídos por el misticismo u orientalismo como Santiago Rusiñol, Pompeu Gener o EduardToda.60 Por otro lado y también relacionado con el desarrollo del modernismo y la ola orientalista de finales del siglo XIX, la expansión que experimentarán las medicinas naturistas y corrientes ypropuestas médicas higienistas (hidroteràpia, homeopatía, vegetarismo.) en este mismo 51. LARREA:109.
52. ALLEGRA,1979: 380 53. ALLEGRA, 1979:364-365.
54. LARREA:18. Valle Inclán, otro modernista próximo al misticismo, recibiría influencias de los teósofos de Pontevedra (LARREA:111).
55. CRANSTON:521. Fue precisamente el poeta modernista Joan Maragall –uno de los colaboradores de Luz- quien introdujo Maeterlinck en España. Más tarde lo traduciría también Martínez Sierra. No envano Maragall fue el exponente en Barcelona de la corriente místico-neorromántica del modernismo.
Sobre el componente místico de la obra maragalliana basta recordar la influencia que Novalis ejercióen Maragall, el cual traduce en 1904 la obra de este poeta romántico alemán Heinrich von Ofterdingen.
Fueron también colaboradores de Luz Alexandre de Riquer y Santiago Rusiñol, los cuales losvolveremos a encontrar más adelante en relación a su vinculación con la teosofía y/o orientalismo(ALLEGRA, 1979:362/TORRENT y TASIS:Vol.I:222-223).
56. Las influencias teosóficas en la poesía de Plana las analiza TRENC, 1979. Otros libros suyos de poesía catalana publicados fueron: Curtas…y més curtas (1901); Bastides y Pedruscall (1904); Els meusexlibris y sa descripció filosófica (carta desclosa a n'en Joseph Triadó y Mayol), 1905. En 1907 teníaen preparación Els tres viaranys. También escribió poesía en lengua castellana en las revistas teosóficasEstudios Teosóficos y Antahkarana, de Barcelona; Sophía, de Madrid; y Philadelpfia, de Buenos Aires.
57. TRENC, 1979. Vallmitjana fue compañero de bohemia de Isidre Novell y de Ricard Canals.
58. Plana y Vallmitjana coincidieron a partir de 1903 colaborando en la revista satírica valenciana El Palleter (TORRENT:266, 395, 531 (vol.I); 549 (vol.II)).
59. TRENC, 1979:100-102.
ISSN 1696-4403
Jordi Pomés Vives periodo pudo estar influída en cierto sentido también por el progreso del teosofismo. Porquéteosofía y medicinas naturistas compartían importantes fundamentos ideológicos y filosóficoscomo el organicismo o la vertiente no nietzscheana del vitalismo.61 Y al igual que elmodernismo, también este tipo de medicina tenía claras influencias o vínculos con Oriente eincluso alguna de las medicinas naturales que empezaron a aplicarse en Occidente, como elayurveda, procedían directamente de países orientales. De esta manera no fue casual quedirigentes teosofistas, aunque en este caso se redujeron fundamentalmente a los que fueronmédicos de profesión, colaboraron activamente en el desarrollo de estas medicinas.
Precisamente los médicos tuvieron un papel importante dentro del Grupo Teosófico español,especialmente en la rama barcelonesa, dirigida sobre todo por los doctores Josep Plana Dorca –ya meniconado como poeta modernista y primer presidente de la rama barcelonesa- y JosepRoviralta Borrell –el mismo de la revista modernista Luz y presidente de la rama barcelonesadesde 1901. Roviralta fue un convencido homeópata que, además de traducir artículos y obrasdel inglés al español tanto de temática teosófica como de medicina alopática -a cuyasaportaciones no renunciaron los teósofos-, tradujo también del inglés artículos sobrehomeopatía en la Revista de Homeopatía Práctica, que se publicó en Barcelona a partir de1913.62 Por otra parte el mismo Roviralta, así como Plana Dorca, estuvieron vinculados con la Lliga Vegetariana de Catalunya, fundada en 1908 por el médico homeópata, naturista y curiosamentemuy católico63 Josep Falp Plana.64 Fueron también médicos abiertos a las corrientes naturistase higienistas durante el primer tercio del siglo XX los dirigentes de la rama teosóficabarcelonesa Lluís Gertsch y el republicano federal Manuel Serra Bartra. La Lliga Vegetarianade Catalunya se vincularía a sociedades protectoras de animales y plantas del resto de España,como la que fundó en Sevilla el filósofo teósofo y político republicano Méndez Bejarano. Éstefue vegetariano estricto, como también lo fueron el fundador del Grupo Teosófico españolFrancesc Montoliu y el dirigente teósofo madrileño Viriato Díaz Pérez. Por otro lado el teosofismo español colaboró en poner en relación el naturismo e higienismo con los movimientos de renovación pedagógica. No casualmente el doctor barcelonés LluísGertsch fue uno de los principales promotores de la probablemente primera escuela primariaespañola plenamente teosófica –la Damon de Vallcarca, en las afueras de Barcelona, en un 60. Riquer inició a Manuel de Montoliu, hermano del dirigente teósofo Francesc, en el prerrafaelitismo, en el dantismo iniciático rossettiano y en el estudio de la simbólica de las catedrales (TRENC, 2000:45;TRENC, 1979:100; ALLEGRA,1979:375; ALLEGRA,1986:153).
61. Estas medicinas habían surgido o resurgido durante la primera mitad del siglo XIX, al calor ideológico del giro en la concepción de la naturaleza que se produjo en el seno del romanticismo ypostromanticismo y sus filosofías sobre la naturaleza: naturphilosophie o filosofía de la naturaleza delidealismo alemán, filosofías naturales y vitalismo. Todas ellas estuvieron muy próximas a la teosofía.
Todas eran organicistas, es decir, estuvieron enfrentadas a la imagen de la naturaza mecanicista que sedesprende de las ciencias naturales que siguen el método científico que reduce la naturaza a un simpleconjunto o agregado inerte de procesos fisicoquímicos (POMÉS:97).
62. International Homeopathic Council:562. La principal obra de medicina alopática traducida por Roviralta fue la Materia Médica de los Nosodes con experimentaciones de los Rayos X, de Allen.
63. Ciertamente no fue menor la colaboración de cierto catolicismo social al desarrollo de medicinas higienistas y naturistas. La Lliga Vegetariana de Catalunya estaba integrada por no pocos sacerdotes.
Algunos aspectos de esta relación están tratados en POMÉS (2003). Este catolicismo social pudo estarrelacionado con los católicos modernistas excomulgados por oponerse a la encíclica papal Pascendique Pío X escribió contra el modernismo y sus doctrinas en septiembre de 1907. El decreto deexcomunión llegó el 18 de noviembre del mismo año ("Motu propio" "Praestantia Scripturae").
Agradezco a Josep Massot i Muntaner el haberme facilitado esta información.
Diálogo Oriente-Occidente en la España de finales del siglo XIX. El primer teosofismo español (1888-1906): un entorno muy natural-, donde se aplicaría un programa pedagógico renovador y también ensintonía con los ideales naturistas. La intervención del teosofismo catalán en la enseñanzaprimaria hasta los años veinte no debió ser menor si atendemos a las denuncias que entre 1916y 1923 algunos teóricos racionalistas anarquistas catalanes hicieron del hecho que algunoscentros escolares avanzados habían caído en diversas desviaciones como podían ser elteosofismo o el catalanismo.65 Desde luego los anarquistas puristas tampoco estarían muy deacuerdo con la actuación de algún notable teósofo en el campo de la educación desde la accióno gestión política. El republicano Méndez Bejarano, por ejemplo, ejerció una importante obrarenovadora como Consejero Real de Instrucción Pública a partir de 1900.66 Y es que buena parte de dirigentes teosóficos españoles adquirieron también –como Méndez Bejarano- compromisos políticos, apoyando siempre las necesarias reformas educativas ypolíticas que urgían en aquella España en vías de modernización. La mayoría lo hicieron desdela llamada cultura republicana y ateneística de finales del siglo XIX y principios del siglo XX.
Un ejemplo claro del teosofismo catalán en esta dirección67 podría ser el dirigente del partidofederal Manuel Serra Bartra, un importante propagandista en Cataluña de los ideales teosóficosa la vez que republicanos.68 Por su parte los teósofos madrileños frecuentaron, por ejemplo, elAteneo de Madrid y las famosas tertulias de El Motín, fundado por el republicano José Nakens,donde además de popularizar las ideas teosóficas, defendieron ideales progresistas para el país.
El Ateneo contó con la participación asidua de Viriato Díaz Pérez –hijo del activísimorepublicano Nicolás Díaz Pérez-; Rafael Urbano, que publicó una de las primeras historias delmovimiento obrero en España -la Historia del socialismo, parte antigua, la conquista utópica(Madrid, 1903)-; Tomás Doreste, conferenciante muy popular en el Ateneo y fiel seguidor delliberal Segismundo Moret;69 el pintor y restaurador del Museo Naval Rafael Monleón Torres,uno de los fundadores de la rama teosófica de Madrid y socio de mérito del Ateneo; y loshermanos Edmundo y Pedro González –éste último sería durante unos años secretario personalde Pancho Villa en México-.70 En cuanto a la tertulia de El Motín, donde se encontraban losrepublicanos madrileños, era frecuentada, además de por Méndez Bejarano, por los teósofos –o muy próximos a la teosofía- Pedro González Blanco, el crítico literario Rafael CansinosAssens, los hermanos José y Manuel Molano –éste último colaboró en la traducción de LaDoctrina Secreta-, y Viriato Díaz Pérez, cuya gran amistad con Nakens estuvo a punto de 64. Falp Plana fue también, como Roviralta y Plana, poeta y escritor. Falp fue médico personal del famoso poeta mosén Cinto Verdaguer (CORBELLA). Plana y Roviralta participaron en el banquete queorganizó la Lliga Vegetariana de Catalunya para celebrar su fundación (Revista Vegetariana, abril de1908:4).
65. SOLÀ:65.
66. En 1912 el Instituto Nacional de Previsión le concedió la Medalla de Oro por la implantación de la Mutualidad escolar, cuyo modelo fue seguido en otras provincias. Promovió además en las escuelas laasistencia de los alumnos al cinematógrafo, las prácticas de evacuación ordenada de los edificios comosimulacro de incendios, la graduación de la vista de los alumnos, las características tipográficas quedebían cumplir los libros de texto. Fue, además, autor de distintos manuales para la enseñanza delfrancés en el bachillerato (http://www.filosofia.org/ave/001/a010.htm). Otro político muycomprometido con la renovación pedagógica y aunque no me consta que fuera teósofo, sí al menosestuvo muy relacionado con la Sociedad Teosófica pues colaboró como articulista de Sophia, fue elsocialista e historiador Núñez de Arenas. Éste sería inspector general de la enseñanza durante laSegunda República. Finalmente podríamos menionar también aquí al político y pedagogo LuisZulueta, próximo a la teosofia como ya hemos visto. Zulueta colaboró activamente en la krausistaInstitución Libre de Enseñanza y en la Escuela Superior del Magisterio en Madrid como profesor. Porotro lado Zulueta desempeñó un notable papel en el tema educativo como concejal del Ayuntamientobarcelonés en la primera década del siglo XX.
67. De Cataluña es mejor conocida –aunque también escasamente- la relación entre republicanos y núcleos espiritistas (DUARTE:66).
ISSN 1696-4403
Jordi Pomés Vives costarle el encarcelamiento por el atentado contra Alfonso XIII en 1906. De hecho él mismorelacionó su partida definitiva al Paraguay en este mismo año con la represión ejercida por elgobierno tras el mencionado atentado.71 El fusilamiento en 1939 por los franquistas en Madrid del único dirigente teósofo superviviente de la primera etapa de la Sociedad Teosófica en España, el egiptólogo y miembrofundador de la Rama Madrid en 1893 y director de Sophia Manuel Treviño Villa,72 es unimportante y muy simbólico dato que evidencia que la vinculación del primer teosofismoespañol a los movimientos políticos y sociales progresistas llegó al menos hasta la guerra civil.
Sin duda la elección de la británica Annie Besant (1847-1933) a la presidencia de la SociedadTeosófica internacional a partir 1907 –que mantendrá hasta su muerte- colaboró en lapersistencia de la mencionada vinculación, porque ella misma fue el mejor ejemplo de estaestrecha relación. Besant fue durante toda su vida una incansable luchadora laborista,librepensadora, feminista y favorable a los derechos nacionales73 y culturales de la India enrelación a la colonizadora Inglaterra.74 Fruto de esta indudable vinculación, en los años veinte la mayor parte de ramas teosóficas españolas y del resto del muno se habían dotado de asociaciones auxiliares muy diversas que laenciclopedia Espasa Calpe resumía esquemáticamente, después de ofrecer una larga lista deejemplos, de la siguiente manera: a) en esta orden de servicios ocupan un puesto muyimportante las sociedades educacionistas; b) muchas de ellas están destinadas a los niños yadolescentes, a los obreros y a los sectores artísticos y literarios, y c) gran parte de las mismastienen por base ideas sentimentalistas: humanitarismo, pacifismo, antialcoholismo, vegetarismoy otras, muy propias de la mentalidad esencialmente moralista".75 Ciertamente, partirtiendo deesta mentalidad, los teosofistas aportaron al menos una novedad a las luchas sociales: la deintegrar en ellas una moralidad espiritualista de corte místico u oriental muy próxima –o casiidéntica- al pacifismo de Gandhi, aceptando sin embargo como buenos los avances técnicos,económicos y científicos del mundo occidental. Es decir, integrar lo mejor de las mejorestradiciones de Occidente y Oriente (la llamada por algunos fusión entre Oriente y Occidente)como base principal del nuevo humanismo comprometido cultural, científica y políticamentehablando a que me refería al principio. La aportación teosófica española a este humanismo no 68. Serra Bartra fue uno de los oradores que participó en los mítines teosóficos que se dieron en Sabadell y Terrassa durante el verano de 1910 y que fueron claves para convertir las sociedades espiritistas deambas ciudades industriales en sociedades teosóficas (Sophia, 1910:391, 564). Serra fue también unimportante articulista en periódicos republicanos –los que acogían con mayor tolerancia artículosteosóficos- como El Diluvio –al menos durante los años veinte- o La Jornada (setmanario afiliado aEsquerra Republicana de Cataluña) –durante los años treinta. También colaboró con artículos enrevistas literarias como Lleida (1924-1930) (TORRENT y TASIS:443, 461).
69. Doreste fue uno de los fundadores de la rama Madrid en 1893 y colaboró en la traducción de La 70. LARREA:57, 96-97. El otro hermano de los González Blanco, Andrés, reconocido poeta, crítico y novelista, desempeñó varios cargos de junta en el Ateneo y también tomó parte activa en lasdiscusiones públicas de esta entidad. Según Larrea, estos teósofos ateneistas también influyeron en elAteneo de Madrid a través de Sophia.
71. Viriato también tenía mucha amistad con el anarquista Federico Urales, al menos desde la aparición de la Revista Blanca en 1898. Coincidió con Urales también en el Ateneo. En 1910 será nombradoprofesor de Filosofía General y Ética en la Universidad de Asunción. El padre de Viriato ya tuvo queexiliarse del país por republicano en 1874. También se tendría que exiliar por ideas políticas elpresidente de la rama teosófica valenciana, el republicano Bernardo de Toledo. Éste se marchó a losEstados Unidos pocos años después de haber constituido la rama en 1893 (MÉNDEZ BEJARANO).
72. LARREA:104.
Diálogo Oriente-Occidente en la España de finales del siglo XIX. El primer teosofismo español (1888-1906): un fue menor, como he intentado demostrar, gracias a la adhesión o colaboración activa dentro delteosofismo hispano de destacados artistas, intelectuales y científicos que estaban a la altura delos que a nivel internacional también se habían adherido a la Sociedad Teosófica.
Tabla 1: Obras tesosóficas y orientalistas traducidas al español, publicadas entre 1887 y
1904 y clasificadas según el traductor.

Examen de ingenios HUARTE, Juan de Dios CLIMENT TERRER, Federico Ciencia Hindú - Yogui de la RAMACHARAKA CLIMENT TERRER, Federico ALGUNOS PROBLEMAS BESANT, Annie DÍAZ PÉREZ, Viriato DÍAZ PÉREZ, Viriato Corona de Olivo Silvestre, DÍAZ PÉREZ, Viriato Las siete lámparas de la DÍAZ PÉREZ, Viriato 73. Es posible, tal como lo apunta Gregori Mir, en su estudio sobre el orientalista mallorquín Joan Mascaró, que el interés por la India que existió en Cataluña durante el primer tercio del siglo XXtuviera, además de indudables tintes culturales y teosóficos, aspectos derivados de planteamientosnacionalistas, teniendo en cuenta que el teosofismo fue uno de los núcleos a partir de los cuales seextendió y divulgó el independentismo indio. Mir cuenta que una de las cosas que a Mascaró le habíaatraído más del catalanismo era que su lucha era principalmente cultural y pacífica como elnacionalismo de la India. Mir, en esta misma dirección, acaba recordando la visita que el PandatJawaharlal Nehru hizo al presidente de la Generalitat de Cataluña, Lluís Companys, en plena guerracivil (MIR:17-18).
74. La mismísima fundadora de la Societat Teosófica, Madame Blavatsky, se había jugado la vida en los años 50 luchando en el mismo campo de batalla en Italia a favor de los republicanos garibaldianos.
Olcott describe esta participación bélica de Blavatsky diciendo: "Su amor a la libertad y allibrepensamiento la hizo alistarse bajo la bandera de Garibaldi el libertador, y arrojarse en medio de lacarnicería de Mentana" (OLCOTT, vol I:46).
75. Enciclopedia Universal Ilustrada Vol.60:1093. Curiosamente estas ideas son muy coincidentes con las que alude el ya mencionado padre Tusquets para describir la relación entre los teósofos y losmovimientos sociales, médicos y hasta científicos alternativos que se anclaron en Occdiente al menosdesde la segunda mitad del siglo XIX: "hay un campo común donde se alían a menudo protestantismoy teosofismo. Son las sectas moralizadoras y altruistas: naturismo, vegetarianismo, antialcoholismo,educación sexual, boy-scouts, obrerismo, esperantismo, internacionalismo, Rotary-Club, etc., etc.
Todas ellas predican la más absoluta tolerancia. Todas coinciden con la vaga moralidad propia de losprotestantes modernos y de los teósofos" (TUSQUETS:213).
ISSN 1696-4403
Jordi Pomés Vives Tabla 1: (Continuación) Obras tesosóficas y orientalistas traducidas al español,
publicadas entre 1887 y 1904 y clasificadas según el traductor.

GONZÁLEZ BLANCO, Edmundo Ensayo sobre la Naturaleza GONZÁLEZ BLANCO, Edmundo GONZÁLEZ BLANCO, Edmundo GONZÁLEZ BLANCO, Edmundo Filosofía yogui VIVEKANANDA Cuatro grandes religiones Manuel teosófico Lo que es la Teosofía SINNET, A.P.
MONTOLIU, Francesc Voz del silencio, La MONTOLIU, Francesc Luz en el sendero MONTOLIU, Francesc MONTOLIU, Francesc MONTOLIU, Francesc Budhismo esotérico, El SINNET, A.P.
MONTOLIU, Francesc MONTOLIU, Francesc ¿Qué es la Theosofía? MONTOLIU, Francesc Doctrina Secreta, La MONTOLIU, XIFRÉ, TREVIÑO, MELIÁN, DORESTE, HERMANOS MOLANO Y GONZÁLEZ BLANCO, CLIMENT Tríptico Teosófico PLANA DORCA, Josep Filosofía esotérica de la PLANA DORCA, Josep Catecismo budista, El RODRIGUEZ ALDAO, Alfredo (con el pseudónimo Enediel Shaiah) Diálogo Oriente-Occidente en la España de finales del siglo XIX. El primer teosofismo español (1888-1906): un Tabla 1: (Continuación) Obras tesosóficas y orientalistas traducidas al español,
publicadas entre 1887 y 1904 y clasificadas según el traductor.

Cartas que me han ayudado Magia egipcia, la y la raza VARIOS SS.DD Y SIR EDWVARS BULWER LYTTON Naturaleza del Universo, De OCELO, Lucano Dhammpada, El (El evangelio budhista) Creencias fundamentales del ARNOULD, Arthur XIFRÉ HAMEL, José Clave de la teosofía, La XIFRÉ HAMEL, José Cristianismo esotérico o los BESANT, Anniemisterios menores Doctrina del corazón Evolución de la vida y de la BESANT, Annieforma, La Formas creadas por los pensamientos y química oculta Poder del pensamiento, su dominio y su cultura, El Clave de los antiguos y modernos misterios En lascuevas y selvas del Filosofía esotérica de la CHATTERJI, J.C.
Hombre, el fragmentos de una historia olvidada Idilio del loto blanco, El Quien sembra recoge DÍAZ PÉREZ, Viriato Historia de los atlantes ISSN 1696-4403
Jordi Pomés Vives Tabla 1: (Continuación) Obras tesosóficas y orientalistas traducidas al español,
publicadas entre 1887 y 1904 y clasificadas según el traductor.

Afinidades espirituales barbarie cristiana en Europa, HARTTMANN, FranzLa Ciencia oculta en la Elementos y el aura humana HARTTMANN, Franz Estudio oculto y clave de la HARTTMANN, FranzBiblia Guía en lo espiritual, El Magia blanca y negra Profeta de Nazaret, El Bosquejo teosófico LEADBEATER, C.W.
Plano astral y el Devachán, LEADBEATER, C.W.
El Vislumbres de ocultismo LEADBEATER, C.W.
antiguo y moderno Constitución humana, La Algunas ideas sobre la filosofía hermética Misterio de la vida a la luz Diccionario de ciencias RODRIGUEZ ALDAO, Alfredo (con el pseudónimo Cartas rosacruces SHAIAH (pseudónimo de RODRIGUEZ ALDAO, Alfredo) Origen poliédrico de las SORIA MATA, Arturo Escritura egipcia, La En armonía con el infinito Cartas rosacruces Diálogo Oriente-Occidente en la España de finales del siglo XIX. El primer teosofismo español (1888-1906): un ALLEGRA, Giovanni, "Ermete modernista occultisti e teosofisti in Spagna, tra fine ottocento e primonovecento" en Annali Istituto Orientale Sezione Romana (Nápoles), nº XXI,2,1979 (pp.357-415).
ALLEGRA, Giovanni, El reino interior. Premisas y semblanzas del modernismo en España, Madrid, Ediciones Encuentro, 1986.
CORBELLA, Jacint, "Josep Falp i Plana (1873-1913), metge i poeta del Bages i del Solsonés" en Miscel.lània d'Estudis Bagencs, nº3, CEB, Manresa, 1984 CORTIJO PARRALEJO, Esteban, Vida y obra del Dr. Mario Roso de Luna (1872-1931), científico, abogado y escritor, Madrid, Universidad Complutense de Madrid, 1991.
CRANSTON, Sylvia, H.P.B. The extraordinary Lyfe and Influence of Helena Blavatsky, Founder of the Modern Theosophical Movement, Santa Barbara (California), Path PublishingHouse, 1994.
DÍAZ DEL CORRAL, Eulogio, Historia del pensamiento pacifista y no-violento contemporáneo, Barcelona, Hogar del Libro, 1987.
DUARTE, Àngel, El republicanismo català a la fi del segle XIX, Barcelona, Eumo Editorial, Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo Americana, Bilbao, Espasa Calpe, 1928, vol 60.
GÓMEZ AMIGÓ, Carlos, La teosofía en La lámpara maravillosa (página web).International Homeopathic Council, Barcelona, 1924, Barcelona, Academia Médico-Homeopática de Barcelona-Indigo, 1992.
LARREA LÓPEZ, Juan Félix, Modernismo y teosofía: Viriato Díaz-Pérez , Madrid, MARASSO, Arturo, Rubén Darío y su creación poética, Buenos Aires, Kapelusz, 1973.
MÉNDEZ BEJARANO; Mario, Historia de la filosofía en España hasta el siglo XX [1927], Oviedo, Biblioteca Filosofía en español, 2000.
MENÉNDEZ PELAYO, Marcelino, Historia de los heterodoxos españoles, Madrid, Biblioteca de Autores Cristianos, 1978 MIR, Gregori, Correspondència de Joan Mascaró, vol. I, Mallorca, Editorial Moll, 1998.
MONTOLIU, Manuel de, Memorias de infancia y adolescencia, Diputación Provincial de Tarragona, Tarragona, 1958.
OLCOTT, Enrique, S., Historia de la Sociedad Teosófica, Rosario (Argentina), Sociedad Teosófica en Argentina, 1962. Vol. I y II.
ISSN 1696-4403
Jordi Pomés Vives PLANA DORCA, Josep, Papellones, Barcelona, 1907.
POMÉS VIVES, Jordi, "Modest Furest (1852-1939): Una vida entregada al poder curativo del agua, el aire y la luz" en Modest Furest. Fundador del Vichy Catalán. Biografía y relatos,Girona, Competium S.L., 2003.
PONS GURI, Josep Maria, "Josep Xifré Casas i els seus", en Vida Parroquial (Arenys de Mar), mayo 1976 (pp.8-9). RIERA PAUL, "Vegetarianism in Barcelona, 1907 to 1963", página web de International Vegetarian Union (2005) ROSO DE LUNA, Mario, Una mártir del siglo XIX. Helena Petrovna Blavatsky. Fundadora de la Sociedad Teosófica, México, Berberá Editores, 2004.
SOLÀ, Pere, Las escuelas racionalistas en Cataluña (1909-1934), Barcelona, 1978.
TORRENT, Joan y TASIS, Rafael, Historia de la premsa catalana, Barcelona, Bruguera, TRENC-BALLESTER, Eliseu, "La teosofia a Catalunya i la seva influència sobre l'art modernista", en Els Marges, núm. 15 (1979), pp.98-105.
TRENC-BALLESTER, Eliseu, Alexandre de Riquer, Barcelona, Lunwerg Editores, 2000.
TUSQUETS, Joan. El teosofisme, Barcelona, llibreis Catalònia, 1927.
ZULUETA, Luis de, Artículos (1904-1964), Alicante, Instituo de Cultura Juan Gil-Albert, Páginas web
El Diluvio (Barcelona) (1925-1927) Estudios Teosóficos (Barcelona) (1891-1892) Revista Vegetariana (Barcelona) (1908-1909) Sophia (Madrid) (1893-1914)

Source: http://sociedadteosofica.es/nuevaweb/wp-content/uploads/2015/07/Oriente-occidente-siglo-XIX.pdf

pidcc.com.br2

PIDCC – DIREITO CONTEMPORÂNEO E CONSTITUIÇÃO ISSN ELETRÔNICO 2316 -8080 106 Notas Sobre Patentes De Novas Formas Polimórficas Notes On Patent Of New Polymorphic Forms Charlene de Ávila Plaza "Um pais sai prejudicado se concede privilégios monopolísticos em seu mercado nacional que não melhorem nem tornem mais baratos os artigos disponíveis, nem desenvolvam sua capacidade produtiva e que não permitam a seus produtores obter privilégios equivalentes em outros mercados." Edith Penrose (tradução livre).

Microsoft word - 1-capa.doc

Pontifícia Universidade Católica do Rio Grande do Sul Faculdade de Biociências Mestrado em Biologia Celular e Molecular - PPGBCM TRATAMENTO DE ESTRIAS ALBAS COM GALVANOPUNTURA: BENÉFICO PARA A ESTÉTICA, ESTRESSE OXIDATIVO E PERFIL LIPÍDICO Shanna Bitencourt Prof. Dr. Jarbas Rodrigues de Oliveira Porto Alegre, RS Pontifícia Universidade Católica do Rio Grande do Sul